fbpx
¿Dónde está el Psicólogo Deportivo?

¿Dónde está el Psicólogo Deportivo?

“Más del 50 por ciento de las medallas olímpicas que se han conseguido en este CAR son de deportistas que incorporan el entrenamiento psicológico exhaustivo y directo a su preparación. Está demostrado que las áreas que trabajan con psicólogos obtienen mejores resultados”, Pablo Ríos, psicólogo del Centro de Alto Rendimiento de la Comunidad de Madrid.

Lidia Valentín, 4 veces campeona del Europeo de Halterofilia, 4 medallas en el mundial; Carolina Marín, campeona olímpica en Río 2016, 3 veces campeona mundial y cuatro veces campeona de Europa; el equipo británico de ciclismo que arrasó en los juegos olímpicos de Pekín y Londres; el equipo de fútbol, F.C Barcelona o jugadores como Gianluigi Buffon o Andrés Iniesta; pero sobre todo, lo que más nos interesa a nosotros como deportistas de Crossfit, Katrín Tanja Davídsdóttir campeona de los Crossfit Games en 2015 y 2016 o Annie Thorisdottir campeona de los mismos en 2011 y 2012.

¿Qué tienen en común todos estos atletas de élite? Pues ¡sí! Todos y cada uno de ellos han pasado por un psicólogo para ayudarlos en sus carreras o han utilizado multitud de técnicas para poder llevar al máximo su rendimiento deportivo. Sin embargo, no todo son éxitos sino que también podéis encontrar una parte más “oscura” semejante a la de un infierno en muchos de los deportistas más conocidos en el panorama internacional. Te cuento un poco más a continuación.

Robin Soderling, tenista profesional comentaba en una entrevista: “llegué a buscar en Google cómo suicidarme, cualquier cosa era mejor que esta vida en el infierno” siendo número 4 de la ATP. El mundo del deporte está lleno de momentos delicados como el que vivió Michael Phelps, nadador profesional con un palmarés de 28 medallas, el cual confesó tras su retirada que padecía ansiedad y depresión, los cuales le habían llevado más tarde al alcoholismo.

Este tipo de historias no sólo se ven fuera del campo o del terreno de la competición, sino dentro del mismo como relató Kevin Love, campeón de la NBA el cual sufría ataques de pánico incluso cuando estaba compitiendo o Jesús Navas, jugador de fútbol en el Manchester City, quien tuvo que abandonar la concentración de la sub 21 durante el Mundial de 2005 y otra durante su pretemporada en el Sevilla.

Igualmente, no solo la competición genera este tipo de patologías dentro o fuera del campo sino los propios entrenamientos, afectando a la vida cotidiana de muchísimas personas. Un ejemplo de ello es Sabina Asenjo, plusmarquista nacional de lanzamiento de disco, la cual ha abandonado su deporte debido a la falta de ganas y motivación después de sufrir angustia y ansiedad en sus entrenamiento; o el triste suceso de Kelly Catlin, ciclista estadounidense y medalla de plata en Río 2016, quien se quitó la vida con tan solo 23 años tras reconocer no ser capaz de llevar la presión y el ritmo de tantas actividades.

Habéis podido comprobar cómo existe el psicólogo deportivo en diferentes disciplinas deportivas y el papel tan importante que juega tanto fuera como dentro del deporte. Al fin y al cabo, detrás de cada logro o derrota se esconde una parte muy importante de la persona y es… la mente.

Ahora os propongo que busquéis no solo a deportistas profesionales, sino que miréis alrededor, a aquellos que entrenan con vosotros, a vuestros amigos o conocidos e incluso a vosotros mismos y me contéis cómo os sentís cuando entrenáis o competís, si estáis a gusto en vuestro club, si disfrutáis del deporte o cualquier opinión que tengáis sobre este tema. Espero que os haya servido de mucho ver tantos ejemplo y tan cotidianos a nuestro alrededor.

¨WE DONT USE MACHINES, WE FORGE THEM¨

Ana Caballero, Psicóloga Deportiva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
Reserva tu clase directamente aqui